Actualización: Julián LeBarón confirma la muerte de 7 niños y 3 mamás; 6 menores sobrevivieron.

 
Ciudad de México, (SinEmbargo).- Julián LeBarón, activista y miembro de la comunidad mormona LeBarón en Chihuahua, confirmó este lunes que tres madres y siete de sus hijos menores fueron asesinados en un ataque armado en el Rancho La Mora, Bavispe, Sonora, en una zona serrana limítrofe con el estado de Chihuahua.
Al menos seis niños más sobrevivieron, algunos están heridos. Los pequeños lograron escapar de los hechos, y se reportó que al menos una niña seguía desaparecida hasta las 10:30 de la noche.
Se trata de tres familias que viajaban en el mismo número camionetas Suburban desde La Mora, en el municipio Bavispe, Sonora, hacia la comunidad LeBarón, en el municipio de Galeana, Chihuahua. Iban a visitar a unos familiares, dijo Julián LeBarón. Sin embargo, durante el trayecto fueron atacadas por presuntos integrantes de la delincuencia organizada.
De acuerdo a la información, en total iban 17 personas en tres camionetas diferentes, tres mujeres y trece menores –diez niños y tres bebés–.
Por la tarde, Lafe Langford Jr, familiar de las víctimas, subió un video donde informaba inicialmente de la muerte de una mamá, Rhonita Miller LeBarón y sus cuatro hijos: Howard Jr, Krystal, y los gemelos Titus y Tiana. Ellos iban a bordo de la camioneta se incendió tras el ataque.  Además, daba a conocer que dos mujeres más y sus hijos estaban desaparecidos. Se trataba de Dawna Ray Langford con sus nueve hijos y Christina Langford Johnson con su bebé, Faith.
Horas más tarde, Langdord también confirmó a esta redacción que el trágico saldo había subido – hasta el cierre de edición– a tres mujeres sin vida y al menos seis niños fallecidos, en tanto que otros menores habían sobrevivido.
Julián LeBarón explicó que los demás niños lograron sobrevivir porque escaparon. De acuerdo al relato, los menores –algunos con heridas de bala– habrían caminado hasta el Rancho La Mora, que está como a 15 kilómetros.
“Unos niños están heridos, a uno le pegó una bala en un cachete, creo que a otro niño le pegó la bala en la pierna. Aquí mismo encontramos a la niña de Christina, que tiene menos de un año. Estaba en su carreola todavía, ni siquiera estaba llorando, tenía todo el día sin tomar agua. Al parece, todavía hay una niña que no encuentran”, indicó el activista.
En el lugar de los hechos, se encontraron las otras dos camionetas baleadas y los cuerpos de las mujeres: “Nosotros estamos donde están las camionetas, y aquí estaban las dos amas de casa y dos niños que quedaron asesinados. Una de las señoras estaba tirada en el suelo, al lado de la camioneta, me imagino que estaba tratando de ocultarse para sobrevivir cuando le dispararon; y la bebé, pues está ilesa”, agregó LeBarón.
El activista destacó que el Ejército y la Policía ya se encuentran en el lugar.  Sobre los hechos, lase presume que al parecer hubo un enfrentamiento y las familias quedaron en medio: “no sé si hubo una confusión, porque son mujeres y niños que van inocentemente de su casa”, dijo LeBarón.
Fuente: Sin Embargo